El comercio Chino en España y el Imperio Invisible

Después de mi visita a China a la cuna del bazar en Qingtian y la expo de Shanghai (articulo periódico chino) del 2010 me decido a investigar como esa cultura tan diferente a la occidental se ha integrado en España a través del comercio como forma de vida.
El comercio Chino en España y EL imperio invisible

    articulo en periódico Chino

Establecimos un interesante debate en el año 2010 que terminó en el año 2012 con más de cuarenta extensos e interesantes comentarios públicos y algunos de forma privada, hablando del Comercio Chino en España en Comercialista, desde entonces la situación, como ya auguraba, ha ido por los derroteros anunciados. Un poco de historia para entender y recordar las consecuencias de las decisiones políticas que han afectado muy significativamente al comercio internacional. El término de libre mercado acuñado por el Tacherismo en pura connivencia con EEUU trajo de la mano la pretensión de la “economía libre para un Estado fuerte” se produce a finales de los setenta y principios de los ochenta. Como consecuencia de toda esta libertad artificial impuesta y dirigida por dos países se obtiene como resultado la situación descompensada y dramática del comercio en la actualidad sobre todo en países menos protagonistas como España y con un elevado índice de fraude fiscal que hace un buen caldo de cultivo para quien pretende el rápido enriquecimiento como valor absoluto. La llamada liberación del comercio y la globalización.       El comercio Chino en España y El imperio invisible Destaco ciertos aspectos del libro El imperio Invisible publicado en diciembre de 2013, en el que sus autores ( Juan Pablo Cardenal y Heriberto Araújo, entrevista en onda cero) me hacen una entrevista para su libro a raíz del post anteriormente citado. Yo, como comerciante, hablo en el libro de la comparativa del negocio en términos económicos márgenes comerciales y sociales, de todos los comerciantes en general, y con los chinos en particular. Hago preguntas en voz alta que el libro contesta con todo lujo de detalles citando las pruebas y las fuentes en la medida que tienen el permiso para hacerlo.   Citan como principales puntos a destacar que Las ventajas competitivas que tienen una parte importante del empresariado chino está basado en las ilegalidades que cometen.  
  • Trabajadores ilegales explotados en condiciones infrahumanas por sus compatriotas.                                               Esclavitud de la mano de obra traída de forma irregular cobrándoles cantidades de 15.000 a 20.000 dólares para traerles a España y luego 4.000 € para arreglarles los papeles (cuando lleven varios años aquí de forma irregular) que tienen que devolver trabajando prácticamente gratis durante muchos años, para terminar, esos mismos trabajadores, explotando a otros compatriotas que vienen de nuevo de china en las mismas circunstancias.
  • Comercialización en negro de gran parte de las mercancías.                                                                               Implantación en países con alta tasa de economía sumergida. No declaran más del 10% o del 30% del valor de los contenedores importados.
  • Engaños en los contenidos de los contenedores, declarando a textiles como juguetes por que éstos tienen menos aranceles.
  • Fuga de divisas con los beneficios para el pago a proveedores, con correos humanos y transferencias bancarias.
  • Otros beneficios comerciales usados también para darse financiación entre ellos en condiciones de usura.
  • Tramas de blanqueo de capitales usando paraísos fiscales.
  • Buscan el puerto o aeropuerto más permeable de Europa en el momento, y sobornan a consignatarios y funcionarios para no tener problemas.
  • Falsificación de marcas por que además de la información de la fabricación tienen informacion de la mercancía que entra en los puertos mediante la trama establecida.
Hacen preguntas claves para ponernos en situación; ¿Resistirían bazares chinos, restaurantes y negocios varios si no emplearan inmigrantes compatriotas ilegales? ¿Si no tuvieran financiación del contrabando y del fraude? Focos donde se produce el mayor número de fraudes; Polígono Cobo Calleja (Fuenlabrada), Polígono Carrús (Elche), Grand Land (Barcelona), Prato (La Toscana Italia), Barrio de Usera Madrid, Distrito XIII París.   Alguna estadística; Los ciudadanos chinos superan el millón en Europa (euroestat 2013). Italia año 2012, 228.323 ciudadanos chinos. España año 2002, 30.268 ciudadanos chinos legales, en el 2013 182.000 ciudadanos chinos legales. En octubre del 2010 (publicación en Comercialista) 105.000 cotizando de 230.000 ciudadanos chinos en España. Se calculaba que en situación irregular en edad de trabajar, se podía estimar que había el doble de personas. Con esa misma estimación ahora hay 365.000 ciudadanos chinos en total en edad de trabajar y cotizar. En la época de la web 4.0 que estamos viviendo de web inteligente, de big data, de sensores emisores de información para hacer publicidad de re-targeting (Publicidad con información de hábitos y gustos del consumidor) éste forma parte de las historias de las marcas y no le hará falta explicaciones, las conocerá y emitirá sentencia. Se me antoja imposible la supervivencia de una marca que no pueda justificar coherentemente con total transparencia el por qué se fabrica en ciertos sitios, con la única razón del precio, donde explotan de manera infrahumana a su mayor capital, las personas, como lo son ellos mismos. Imposible competir (son pocos los que lo pretenden) en fabricación de mercancías, ni en su comercialización con estas condiciones de por medio. El fin nunca debe justificar los medios.

¿Qué opinas?

About Juan Antonio Lara Fernández

http://www.konectakomercio.com/aviso-legal/

Deja una respuesta

8 Responses to “El comercio Chino en España y el Imperio Invisible”

  1. JP

    Juan Antonio, gracias por tu post.
    La clave de todo este fenómeno es que, al final, muchos chinos acaban compitiendo deslealmemte. Empieza con la propia fabricación de esas mercancías en China (míseros salarios, ninguna atención al impacto medioambiental, etc) y continúa con la distribución y comercialización de esas mercancías en España. El impacto es tremendo a nivel microeconómico. Y lo peor: no se ve cómo se puede poner fin a todo este fenómeno…

    Responder
    • Juan Antonio Lara Fernández

      JP, gracias a ti por comentar.

      Yo soy más optimista o ingenuo que los autores del libro cuando les escucho decir que no se les ocurre solución como dices tu también al final del comentario. Pues bien, que muchos sean libres, independientes y valientes para decir (e investigar profundamente en el caso de los co-autores del Impero Invisible) lo que está pasando. Primero sentirán vergüenza y miedo de que se les termina el chollo a los cómplices occidentales y luego se tendrán que buscar todos otras formas de vivir sin que para ello impidan hacerlo a otros dignamente, sean de donde sean. Se que es un camino muy largo pero es el único, por eso lo de ingenuo.

      Responder
  2. MARIBEL

    Gracias Juan Antonio por este post, fruto de la investigación y una documentación impecables.

    Desgraciadamente, y lamentando ese toque de utopía e ingenuidad que se desprende de tus palabras, este tema debe saberse, difundirse y solucionarse… pero, ¿no crees que esto ya se ha hecho?
    La inactividad y “giros de cabeza” hacia otro lado de las instituciones con poder y legitimidad para el control y eliminación de estas prácticas (no sólo desleales, sino que también vulneran y atentan contra algunos derechos constitucionales básicos), son la tónica a la que nos tienen acostumbrados a todos hace tiempo, y afecta a muchos ámbitos…

    Lamentablemente creo que es un tema complicado y peliagudo, pero además, el consumidor final, en definitiva,se encuentra al margen y ajeno a todo este entramado: a muchos, lo que más les interesa es el precio y accesibilidad del producto final, y no el origen y proceso hasta llegar a él.

    En fin, deseo sinceramente que esta “batalla” finalice con una actividad transparente y justa para todos; los de allí y los de aquí.

    Un saludo y no cejes en tu labor. Es importante; quizá ingrata, pero importante…

    Responder
    • Juan Antonio Lara Fernández

      Siempre seré yo el agradecido por recibir opinión, la mayoría de las veces complementaria y de apoyo, pero siento lo mismo con las críticas.

      La investigación por mi parte no va más allá de una preocupación por mi entorno profesional y social por el tema del “libre comercio”, llamemos así a una de sus consecuencias, el comercio Chino en España y al Imperio Invisible que padecemos. La verdadera investigación es a cargo de los co_autores del libro yo solo he puesto mi granito de arena en las entrevistas y mi opinión o visión en este blog y otros en medios.

      Reconozco mi autopía e ingenuidad, soy consciente e incluso la llevo por bandera, es mi forma de declarar mi independencia y libertad de opinión por lo menos. Precisamente porque en todo esto hay cómplices que no solo miran a otro lado, tambien callan y hablan para justificar lo que es imposible de hacer.

      Tampoco me vale rendirme a algo muy obvio que apuntas, que es la mentalidad del consumidor por “el beneficio” del bajo precio a corto plazo que justifica solo el fin por que no conoce lo suficiente los medios. Expliquemos y denunciemos todos con rigor que medios se usan para competir en la selva del “mercado libre” y ya veremos si evolucionamos tan deprisa cómo son capaces de hacerlo los ciudadanos Chinos, o de estancarnos en naturalizar lo que pasa.

      Responder
  3. Fran Castmay

    Hola Juan Antonio,
    interesantísimo artículo, que ayuda a entender que algunos negocios chinos que tenemos en nuestro país sigan abiertos, aparentemente funcionando, cuando siempre están vacíos.

    Mi pregunta es, ¿por qué permite el estado que este tipo de imperios invisibles sigan creciendo?

    ¿qué intereses tiene el estado al respecto? cuando lo que está claro es que nuestros productos y comercios se desmoronan y terminan cerrando… sin poder competir con el gigante asiático en igualdad de condiciones.

    ¿por qué se ha permitido esta invasión?

    Gracias por compartir tan interesante información.
    Saludos
    Fran Castmay

    Responder
    • Juan Antonio Lara Fernández

      Muchas gracias Fran;

      Haces las preguntas del millón, no te puedo responder, lo que me temo es que nadie lo puede hacer, creo que ni los propios gobiernos. Es un tema que se les escapa de las manos a todos. La única solución reside en que esto sea conocido por todos y que le demos la gran importancia que tiene en nuestras vidas todos los días, y más en la de nuestros hijos en el futuro que les espera. El explicar lo que pasa con la invasión de las formas de proceder en los negocios de los chinos es el principio de justificar que los fines nunca justifican los medios.
      Hay desequilibrios en una sociedad que se dispara por ciertas cosas de mucho menor calado y por otras mucho más importantes se callan históricamente. Entonces es cuestión de no acostumbrarse a que lo que no se oye no existe. ¡!!Hagamos que se escuche!!!

      Un saludo Fran.

      Responder
  4. iconoclasta

    Casi no he encontrado datos desde hace un año y en esas he dado con vosotros. La respuesta a la pregunta sobre la implicacion de altos funcionarios es esta, un silencio sepulcral sobre este tema, ni en radio ni en tv. se trata esto con la profundidad con la que aqui se explica. Sin demagogia, sin xenofismo.
    Pues si, gran parte del paro al que ha llegado el pais se explica por la destruccion de todos los pequeños comercios y PYMES que se han vistos totalmente desbordados por la marea CHINA. Que si que todo el mundo tienen derecho a buscarse la vida, si pero en igualdad de condiciones. No abogo por el proteccionismo, pero el comercio chino ha supuesto la destruccion de empleo directo e indirecto y ha acabado con una clase media que tenia potencial de compra y gasto. Ahora solo queda un masa de desempleados, mil euristas y mal pagados que solo pueden permitirse el gasto en comercios CHINOS, con productos de calidad muy inferior a la habitual ¡pero es barato!. Por no olvidad que economicamente el capital se va al exterior, no se queda en fabricas nacionales.
    Y todo amparado con el discurso acusador al comerciante ¡La culpa es vuestra por haber abusado de los precios! . Cuando el comerciante siempre ha tenido que adaptar los precios al bolsillo del cliente ¡O no vende!.
    En resumen el paro, la destruccion de una clase social media, y la perdida de empresas la han propiciado los dos principales partidos politicos de este p. pais ¡Y les hemos dejado!.

    Responder
    • Juan Antonio Lara Fernández

      Iconoclasta, gracias por comentar y me alegro que detectes la libertad y rigor con la que intento exponer este delicado tema. Cada vez, desde el año 2010, me cuesta más encontrar datos al respecto y desde que pude contrastar la información con los autores del libro del “Imperio invisible” aún encuentro menos información. Entiendo al igual que tú, que aquí no interesa encontrar respuestas a la ruina económica y moral en la que nos estamos acostumbrando a vivir. Las explicaciones o excusas con temas como la burbuja inmobiliaria o incluso la corrupción política e infinitos temas salen a debate hasta machacarnos todos los días. Pero la absoluta manipulación del mercado del comercio del día a día, sí, ese comercio grande (no en tamaño), de proximidad, leal, honesto, sacrificado y silencioso que es capaz de cerrar y arruinarse sin hacer ruido. Ese que es pequeño en tamaño físico pero inmenso en volumen, la sociedad se ha quedado sin él y lo estamos pagando.

      Responder

Leave a Reply

  • (will not be published)