Escaparates para ser diferentes, de moda y que vendan (3). Iluminación – 1ª parte

Serie iniciada en Escaparates para ser diferentes, de moda y que vendan. Presentación y continuada en Técnicas y composición. No sería la primera vez que se plantean preguntas del tipo ¿cómo iluminar mi escaparate? ¿Cómo iluminar mi tienda? ¿Qué fuente de luz es la más apropiada para realzar mi producto? ¿Qué tipo de luminaria puedo elegir? ¿Debería utilizar fuentes de luz de última generación?…

Historia

La iluminación de tiendas y escaparates ha sufrido una evolución considerable a lo largo de los últimos años. No sólo en lo que se refiere a fuentes de luz sino también en la distribución de luminarias y en la interpretación del papel fundamental que juega la luz en la capacidad de venta de un comercio. Bien es cierto, que hace años las posibilidades de elegir una fuente de luz se veían muy limitadas a las pocas que en aquel momento existían. Desde la típica “bombilla” o lámpara estándar hasta la era del LED hemos pasado por ciclos muy diferenciados de utilización de la fuente de luz que estaba “de moda” en ese momento en particular. Lámparas halógenas, dicroicas, fluorescentes, bajo consumo, halogenuros metálicos e incluso lámparas de vapor de sodio y el neón. Todas ellas tuvieron su protagonismo en algún momento de la historia. Entonces, primaba la necesidad de tener mucha cantidad de luz sobre los objetos y se prestaba muy poca a atención a parámetros tales como Temperatura de color, consumo eléctrico, eficiencia energética, vida útil de la fuente de luz, facilidad para la reposición de la lámpara, versatilidad de la luminaria… Hoy en día, las exigencias son mucho mayores y todos esos aspectos que acabamos de mencionar son vitales para realizar un buen estudio luminotécnico de cualquier tipo de local

Conceptos básicos

Cantidad de luz: unidad de medida: lux (lx). Como regla básica y fundamental diremos que el producto exhibido tiene que estar bien iluminado. Es decir, debemos tener un alto nivel de luxes en aquellos sitios que requieren una atención del público o clientes. No sería raro encontrar niveles de luz superiores a 1000 luxes en escaparates o zonas específicas del local, donde se quiera realzar el producto. La iluminación de objetos, a ojos del receptor, está directamente relacionada con el contraste o diferencias de niveles de luz. Por ejemplo, si en un local tenemos una media de 200 lx en el plano de trabajo, sólo necesitaríamos 500 lx o 600 lx en una zona determinada para realzarla y darle importancia. Si por el contrario contamos con 400 lx de media, necesitaríamos irnos a niveles que rondaran los 1000lx para hacer que ese objeto resalte sobre el resto. Hay que prestar mucha atención a los colores que predominan. Los colores oscuros absorben mucho flujo luminoso y hacen que necesitemos más potencia en las luminarias. Por el contrario, los colores claros reflejan la luz, obteniendo una mayor eficacia en la iluminación. Para la iluminación de escaparates, debemos considerar la contaminación lumínica que nos llega desde el exterior. Si nuestro local está en el interior de una zona comercial, sabemos que siempre vamos a contar con una iluminación de las zonas comunes del edificio y, por tanto, tendremos que incrementar el nivel de luz en los productos por encima del ya existente en el exterior para que estos llamen la atención de los posibles clientes. En el caso de locales situados en el exterior, a pie de calle, contaremos con las horas de oscuridad en la parte final del día, requiriendo en estos casos un menor nivel de iluminación para conseguir el mismo contraste en los productos. El resto del local y zonas de paso requieren un nivel de luz básico para cumplir su función. media, necesitaríamos irnos a niveles que rondaran los 1000lx para hacer que ese objeto resalte sobre el resto. Temperatura color de la luz: unidad de medida: Kelvin (K) Este parámetro incide directamente en la percepción de los colores por parte del receptor. Una tonalidad de color cálida (por debajo de 3000K) destaca los colores rojizos, amarillos… Una tonalidad de color fría ( superiores a 3000K) destaca los colores azulados, verdes, blancos… Se considera una tonalidad neutra los valores próximos a 3000K. Una tonalidad por encima de 5000 K sería una luz muy azulada y crearía un ambiente de palidez e inquietud, mientras que por debajo de los 2700 sería una luz muy amarillenta que genera ambientes tristes y melancólicos. Reproducción cromática: Parámetro de medida IRC (Índice de reproducción cromática) Indica la capacidad de una fuente de luz para reproducir todos los colores. Cuanto mayor sea este parámetro, la fuente de luz es mejor y reproduce mejor todos los colores del espectro. Una buena fuente de luz tendría un IRC mayor de 85. Rendimiento: Unidad de medida: lm/W. También llamado Eficiencia Energética Indica el aprovechamiento de energía para emitir luz. Una lámpara puede perder energía en radiación de infrarrojos o ultravioletas. Cuanta más energía pierda en estas radiaciones, peor rendimiento tiene. Grados de apertura: Unidad de medida: Grado (º) Indica el tamaño del haz de luz de una lámpara o de una luminaria. Se denomina Intensivo a un haz por debajo de 20º, Medio de 20º-40º y Extensivo para haces superiores a 40º. Este factor es muy importante a la hora de elegir la potencia de nuestra luminaria o lámpara. Para una misma potencia, con luminarias intensivas conseguimos un nivel de iluminación más alto en una superficie iluminada más pequeña mientras que con luminarias extensivas conseguimos un nivel menor pero una superficie iluminada mayor.

Fuentes de luz

Halógena: Tienen un IRC=100 y 3000K, es decir, reproduce todos los colores perfectamente. Desprende una gran cantidad de infrarrojos por lo que son lámparas que emiten una cantidad de calor considerable y tienen un bajo rendimiento. Estas lámparas pueden funcionar directamente a 230V o necesitar un transformador a 12V. Esta última opción es la más recomendable ya que encontraremos una gama más amplia de lámparas y porque la vida útil aumenta considerablemente (hasta 4000 horas aprox.). Existen múltiples formatos para esta fuente de luz: lineales, en ampolla, con reflector, etc. Fluorescente: Con un IRC en torno a 85, tienen una larga vida útil (12.000 horas aprox.), así como una gran eficacia energética. Todo esto unido a su bajo coste les sitúa como el tipo de lámpara más consumido. Poseen varias tonalidades a elegir, desde 2700K hasta superar los 6000K. Habitualmente los encontramos en formato de tubo, con diferentes medidas. Halogenuros metálicos: Son lámparas de descarga (demoran el arranque) con un nivel aceptable de reproducción cromática y un alto rendimiento lumínico. Emiten gran cantidad de radiación ultravioleta. También tienen una vida útil prolongada (10.000 horas aprox.) LED: pertenece a la última generación de lámparas. Se resume en una porción de materia que emite luz. No emite calor, ni infrarrojos o ultravioletas. La vida de la lámpara, dependiendo del modelo, está entre 30.000 y 50.000 horas. La eficiencia energética es muy alta. Los podemos encontrar en multitud de tonalidades, desde muy cálidos a muy fríos, así como en muchos formatos. Como inconvenientes tenemos que la reproducción cromática suele ser muy baja, habitualmente por debajo de 85, por tanto, la luz no reproduce los colores de manera muy fiel. Su alto precio también es un gran inconveniente de esta fuente de luz. Este artículo ha sido creado sobre la base de materiales cedidos por Ferramdesign, empresa fundada en 1959 que diseña y fabrica para materializar la luz en arquitectura, y cuenta con más de un centenar de productos de iluminación catalogados.
  • Web: ferramdesign.es
  • Contacto: proyectos@ferramdesign.es
  • Tfno.: 91 691 10 76 / 77
  Serie de post de escaparatismo;  
  1.  Presentación
  2.  Técnicas y composición
  3.  Iluminación 1º parte
  4.  Iluminación 2º parte
         

¿Qué opinas?

About Juan Antonio Lara Fernández

http://www.konectakomercio.com/aviso-legal/

Deja una respuesta

3 Responses to “Escaparates para ser diferentes, de moda y que vendan (3). Iluminación – 1ª parte”

Leave a Reply

  • (will not be published)


Trackbacks and Pingbacks:

  1. Escaparates para ser diferentes, de moda y que vendan (4). Iluminación – 2ª parte « KonectaKomercio

    […] Serie Escaparates para ser diferentes, de moda y que vendan, iniciada en Presentación y continuada en Técnicas y composición y en Iluminación (1). […]

  2. Escaparates para ser diferentes, de moda y que vendan. Presentación « KonectaKomercio

    […]  Iluminación 1º parte […]

  3. Escaparates para ser diferentes, de moda y que vendan (2). Técnicas y composición « KonectaKomercio

    […]  Iluminación 1º parte […]